Hoteles en Irán

El sector hotelero en Irán se encuentra en pleno desarrollo ya que desde el triunfo de la revolución islámica en 1979 el turismo había casi desaparecido. La guerra con Irak, la política del gobierno y, en los últimos años, el embargo, terminaron por hacer desaparecer el tejido hotelero de la época del Shah.

Con las reformas, la moderación del régimen y el progresivo final de las sanciones internacionales, el turismo está volviendo a Irán.

Aún no es posible reservar hoteles utilizando los grandes sitios de reserva mundiales. Como en el caso de las tarjetas de crédito, que sólo funcionan poquísimos lugares, apenas media docena de hoteles aparecen en los grandes sitios web, y a precios muy altos.

Hotel en un caravansera de Isfahán.

Hoteles en Irán.

Con todo existen muchos hoteles en Irán y otras formas de alojamiento que les permitirán viajar y conocer la antigua Persia. Con la apertura y al llegada de turistas la inversión está creciendo y se abran casi a diario nuevos hoteles y el equivalente de los B&B en todo el país. Además, el dinero que aportan los turistas está favoreciendo la recuperación de edificios históricos en el centro de las ciudades más turísticas como Shiraz, Teherán, Isfahán, Tabriz o Kerman. Junto a los hoteles de diverso tipo del centro, también se recuperan otros edificios como los antiguos caravanserais, postas de la Ruta de la Seda donde las caravanas hacían parada. Muchos de estos edificios son bellísimos y por el momento el turismo aún no es masivo con lo que se pueden disfrutar a precios muy razonables.

Calidad y servicios.

Se dice que los hoteles tienen una calidad inferior a la que indican sus estrellas, por lo que un 4 estrellas sería un 3, etc… pero como decíamos las cosas están cambiando. La limpieza nunca suele ser un problema y el wifi se hace cada vez más común, además el trato y el servicio es habitualmente muy amable. La comunicación normalmente se puede hacer sin problema en inglés y siempre se suele contar con la empatía de los iraníes. Una vez más, el hecho de que el turismo sea un nuevo sector y el interés de los iraníes por encontrar a extranjeros es un factor muy positivo.

Una vez dicho todo esto, hay que recordar que ya hoy es posible alojarse en hostales o en hoteles de lujo o B&B de gran calidad y encanto. Todo depende de la ciudad y del precio que queramos pagar (generalmente no demasiado caro).

Como reservar un hotel.

Por el momento y dada la imposibilidad de hacerlo desde nuestro país de origen hay dos maneras de organizar nuestra estancia. La primera es contar con las agencias especializadas en Irán, que pueden ofrecerles viajes organizados de diverso tipo. Es posible solicitar desde nuestro país los visados y comprar vuelos, transfers, hoteles, excursiones, etc.… es decir concretar con antelación nuestro viaje, ya sea el típico viaje organizado, o un viaje a la carta hecho a nuestra medida donde sólo comparemos los servicios que necesitemos.

La segunda opción es llegar a Irán sin reserva de alojamiento y una vez allí cambiar dinero, informarnos y reservar in situ nuestro hotel. No hay peligro, pero si tendremos más incertidumbre, eso está claro. Por último y para ciertos viajeros que desean conocer la vida junto a los habitantes, el coachsurfing, aun siendo ilegal, está muy desarrollado en Irán.

Como ven todo depende del tipo de viaje que queramos hacer y del viajero que seamos.

Si lo desean les podremos poner en contacto con agencias que organizan los viajes y que conocemos por nuestra experiencia en Irán. Sin duda será la forma más cómoda y agradable de viajar a Irán y a precios muy razonables.

Para más información escríbanos: